viernes, 18 de agosto de 2017

Pausa (Poesía)



La gota que soy en este océano profundo
necesita reposar en una piedra orillera,
dejar que el curso de los ríos y de la marea
continúe su camino mientras salgo de su influjo por un rato.

Desde adentro es lo habitual;
andar por los caminos
doblando en las curvas y saltando charcos,
dejar las huellas en el polvo a cada paso.

El ave que soy en este cielo inmenso
anhela detenerse en una rama,
dejar que el viento sacuda el cuerpo,
que pase a mi lado llevándose el tiempo.

El Todo es más que una existencia.
Debo mirar el universo, sentir su fuerza,
respirar el invisible combustible de la vida
en un instante de la eternidad.

El pliegue de este espacio que estoy siendo
perdurará en una memoria sin forma.
Quiero sentir completamente la presencia
para estar en contacto con la infinitud ahora.

Salir de toda fórmula preconcebida,
entrar a las sutiles dimensiones
donde el árbol y la piedra son luces de colores
y el sol la puerta al centro de otros universos.

…y exhalar…
mis manos abiertas sin huellas que dejar,
los sentidos fundidos con el brillo de todo lo que nos mira
y el amor multidimensional latiendo en mi ser sin forma.

Un instante…
un eterno instante y sentir...
la chispa que enciende el candil del fuego que soy,
la luz que nunca se apaga y siempre seré.

Pablo Rego ©2017


viernes, 11 de agosto de 2017

Energía de entreeclipses (Poesía)


                                                                                                                         por Pablo Rego


A veces... que no fluya es la forma de fluir.

La existencia es un amplio concepto y una realidad sin construir,
las certezas son ilusiones que se desdibujan,
que intentan trazar líneas en caminos intransitables.

La fuerza que empuja al universo a su equilibrio
pasa por mis manos, por mis mandíbulas inocentes.

Las energías del día y de la noche,
del sol reflejado en la luna,
de la tierra ensombrecida por el sol,
pintan mi cara de contrastes que trascienden mis razones.

Son infinitos que no alcanzo,
lugares en los que he estado y estaré,
pero en este cuerpo que hoy habito
soy un ínfimo testigo observando avatares sin querer.

Los ciclos preexistentes nos contienen,
mientras creemos alcanzar las manos que no nos tienden,
los impulsos se contradicen con las inercias,
los deseos chocan con los sino de los planetas y las estrellas.

Abro mi mano y suelto,
suelto y respiro,
respiro y dejo que el Universo me llene de  presente.

La energía me atraviesa
y mis partículas corpóreas se funden con la luz.

Fluir, una vez más, dejar ser para que exista el tiempo de sentir,
para que llegue otra vez el momento de hacer lo necesario.


©Pablo Rego - 2017