lunes, 30 de octubre de 2006

Lo bueno...


Hablo de mí, cualquiera se da cuenta,

pero ya llevo tiempo (siempre tiempo)

sabiendo que en el mí, estás tú también...

(Julio Cortázar)

 La obra de Cortázar es siempre una aventura y una gran inspiración. A veces, cuando estás buscando un justificativo para seguir haciendo algo que sólo parece importante si lo miras en primera persona, aparecen estos genios, éste en particular, con sus frases o sus textos. Esta frase representa el sentimiento de quien se sienta frente a un trozo de papel en blanco o ante el Word y sigue adelante con su actividad creativa. Ojalá te sirva para recrearte y seguir siempre adelante, hagas lo que hagas.

sábado, 28 de octubre de 2006

Que pequeña es la luz de los faros de quien sueña con la libertad

 

Pájaros de Portugal (Joaquín Sabina)

 

No conocían el mar
y se les antojó más triste que en la tele
pájaros de Portugal
sin dirección, ni alpiste, ni papeles

Él le dijo "vámonos"
"¿dónde?" le respondió llorando ella.
Lejos del altar mayor
en el velero pobretón de una botella
despójate del añil redil del alma
de largo con camisa
Devuélveme el mes de abril
Se llamaban Abelardo y Eloísa
arcángeles bastardos de la prisa

Alumbraron el amanecer muertos de frío
Se arroparon con la sensatez del desvarío
tuyo y mío de vuelta al hogar
qué vacío deja la ansiedad
qué vergüenza tendrán sus papás

Sin alas para volar
prófugos del instituto y de la cama
pájaros de Portugal
apenas dos minutos*, mala fama
luego la Guardia Civil les decomisó
el sudor y la sonrisa
las postales de Estoril, sin posada,
sin escudos y sin Visa
Se llamaban Abelardo y Eloísa

Bucearon contra el Everest y se ahogaron
nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!

Bucearon contra el Everest y se ahogaron
nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!
de quien sueña con la libertad...

* en los conciertos cambia, "dos minutos" x "un canuto"

jueves, 26 de octubre de 2006

Poesía I

Una canción que escribí en septiembre de 2004, antes de un huracán emocional que se llevó una parte de la inocencia que todavía conservaba. Vive en un poemario que quiero especialmente que titulé "Nacimiento, muerte y resurrección del amor" y que comparto así contigo.

 

Lo que sabemos (canción) (balada)

 

Yo sé que tu sabes,

que una línea eterna se ha encendido,

que una hermosa sombra nos espera

para cobijo y no para la muerte.

 

Que el infinito cielo del destino,

ha puesto su mirada sobre ti,

que el vuelo de las hojas en el viento

susurra mi canción en tus oídos.

 

Que la inquietud de la palabra muda,

esconde y cuida toda la verdad,

que el niño temeroso que se ha ido

sonríe en el reflejo de  tus ojos.

 

Salidas de la pluma del poeta,

las gotas de veneno y medicina

inspiran a los ángeles del tiempo

tragándose las horas de los días.

 

Las sienes que se encuentran duplicadas

apuntan con su arma al corazón,

lo obligan, con sus mágicos poderes,

a amar, más allá de la razón.

 

Tu sabes que yo sé,

que la mirada llegó hasta el alma,

que un dulce sentimiento sin sentido

espanta los temores y el dolor.

 

Que la lucha muerta, cada día,

mata lentamente en su agonía.

Que el miedo a saltar en mi vacío

es hijo de la fuerza de tu amor.

 

Que me bebo a sorbos tu tristeza

y las gotas de sal de tus mejillas.

Que las historias viejas son historia

y que este sol, de hoy, es diferente.

 

Salidas de la pluma del poeta,

las gotas de veneno y medicina

inspiran a los ángeles del tiempo

tragándose las horas de los días.

 

Las sienes que se encuentran duplicadas

apuntan con su arma al corazón,

sometiéndolo con mágicos poderes

a amar, más allá de la razón.

 

Pablo Rego